top of page

PRINCIPIO DE MENTALISMO

El primero de los siete principios universales de la creación. La ley madre de todas las leyes y principios, la ley a partir de la cual podemos explicarlo todo y entenderlo todo. Primero, quiero que sepas que no te sirve de nada saber qué es este principio, en qué consiste, cómo funciona, pues esa parte, es para la mente analítica. "Desafortunadamente" la que rige nuestras vidas es la mente subconsciente, así que si quieres usar este principio a tu favor, deberás leer sobre este muchas veces y empezar a ponerlo en práctica sin rendirte, hasta que se convierta en un programa y actúes conforme a este.



Ahora sí, entonces... ¿Qué nos dice este principio? Que todo es mente. Absolutamente toda creación, todo lo que existe, todo es pensamiento. Vivimos en un universo mental, todo es creado por la consciencia, el mundo material es el efecto del mundo invisible, del mundo del pensamiento. Los pensamientos son cosas. No porque no podamos verlos significa que no tengan ningún impacto o importancia en nuestra vida.


Recuerda que todo hace parte de la mente cósmica, de la única mente de la cual se deriva todo lo demás, todos estamos conectados por el campo cuántico. Si te pones a pensar, todo lo que puedes ver a tu alrededor, para que exista, primero tuvo que estar en la mente de alguien, primero fue pensamiento, primero fue consciencia, energía sutil. Adicional a esto, está la ilusión o lo que algunas culturas llaman el maya, es decir, todo lo que ves en el mundo no es lo que hay sino lo que interpretas de eso. ¿Y quién interpreta? tu mente, tu consciencia.


¿Y por qué es importante conocer y tener presente este principio en nuestro día a día? Muy simple, porque lo que tú estás creando en tu vida, tus resultados, están directamente relacionados, con el hecho de que apliques conscientemente este principio, o sólo esté funcionando en automático. Si todo es mente, si todo lo creado es creado porque primero fue un pensamiento, una idea, ¿Qué estás creando con tus pensamientos del día a día? La ley de la atracción, más que ley de la atracción, es ley de la resonancia, la asunción y la vibración. Más que atraer cosas a ti, lo que haces es crearlas y manifestarlas en correspondencia con los hechos, imágenes y conceptos que concibes en tu mente como ciertos. Por eso quienes dicen: "la ley de la atracción no funciona", muy seguramente es porque hacen un mapa de sueños, y luego, la mayor parte del tiempo están identificándose con falta de abundancia, con carencia, con sus problemas, con sus limitaciones. Hacen una visualización de media hora diaria, y las otras 23 horas y media del día piensan: "cómo haré para pagar el arriendo este mes, qué enfermo me siento, no creo que vaya a lograr la meta de este mes en mi negocio". Esos pensamientos crean un campo de pensamiento coherente con esa escasez, y por principio de mentalismo es la realidad que crean una y otra vez.


Los pensamientos son la base de la realidad que experimentas. Si tú crees que eres una persona con mala suerte, todo el tiempo te pasan cosas que reafirman esa idea. Si crees que te enfermas fácil, no es sino que te caiga un poco de lluvia encima para que al día siguiente estés enfermo. Si piensas que el dinero es difícil de conseguir, te aseguro que en el día a día experimentas esa dificultad para conseguirlo. Si piensas que engordas muy fácilmente, seguro que cada que te comes una hamburguesa, al día siguiente ves una diferencia en la balanza.


El asunto es que las personas creen que primero fue la realidad y luego un pensamiento describiendo o definiendo esa realidad. Y ese es el papel que creen que desempeñamos los seres humanos en el mundo, creen que tenemos el rol de describir y experimentar la realidad, pero son muy pocos los que entienden que el rol es de creadores, el rol es participativo, nuestro papel es de responsabilidad y no de víctimas. Es decir, las personas suelen creer que primero existió la realidad de ser una persona débil, o pobre, o con mala suerte, y que el pensamiento: "Yo tengo mala suerte" es solo la consecuencia de una realidad ya preestablecida. De esta manera entonces se convierte en un ciclo que nunca acaba, porque al pensar siempre igual, siempre viven la misma realidad, y con esto reafirman la idea y el pensamiento, y así sucesivamente.


Las personas piensan, si afuera en mi vida, en mis experiencias, en mi realidad, vivo una y otra vez una situación, pues ni modo que piense o afirme lo contrario. Ejemplo: Si veo mi cuenta bancaria en ceros, ni modo de pensar: "qué adinerado soy, definitivamente el dinero llega siempre fácil a mis manos", pues no sería lógico, hasta nos consideraríamos locos, o mentirosos.


Y precisamente lo que quiero que te lleves de este artículo, es que tienes que cambiar tu manera de pensar, tienes que empezar a conectar nuevos circuitos neuronales en tu cerebro con ideas diferentes, ideas que sean coherentes con la realidad que quieres vivir. De aquí en adelante, te recomiendo que veas lo que veas afuera, que vivas lo que vivas, nunca vuelvas a permitirte un pensamiento, ni una palabra, que no concuerde con lo que quieres ver en tu vida. Aunque te parezca loco, aunque te parezca absurdo, aunque no lo encuentres coherente, tu realidad sólo puede cambiar, si cambias primero tus pensamientos, NO FUNCIONA AL REVÉS. De aquí en adelante piensa, escribe y expresa:


-El dinero es fácil de conseguir

-La vida es maravillosa

-La gente es buena

-Las calles son seguras

-Los negocios van muy bien

-Hay mucho empleo

-Hay muchas oportunidades

-Se puede confiar en los demás, la gente tiene buenas intenciones

-Yo soy una persona sana, nada me hace daño


No importa que tan contradictoria suene cualquiera de estas afirmaciones con lo que estés percibiendo en tu experiencia diaria, vuelvo y te repito, una vez fortalezcas los circuitos neuronales de cada una de estas ideas, y pasen al plano del subconsciente, empezarás a ver una realidad muy diferente, sí, así es, como por arte de magia empezarás a ver una realidad coherente con estas ideas.


Lo dijo el apóstol Pablo: "No se adapten a este mundo, sino transfórmense mediante la renovación de su mente, para que verifiquen cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto". Romanos 12:2


y es exactamente eso, cuando pensamos y repetimos sin parar nuestras desgracias, problemas, defectos, desarmonías, nos estamos adaptando y estamos aceptando un mundo y una vida que no es la que Dios, el universo, el padre, quiere y tiene destinada para nosotros. Si renovamos nuestra mente, si polarizamos siempre nuestra mente en bien, en lo bueno, en lo armónico, en lo positivo, en lo perfecto, vamos a corroborar, a ver, a experimentar, lo que la consciencia cósmica, nuestro creador, nuestro padre, quiere para nosotros: abundancia, salud, vida, armonía, belleza, inteligencia, sabiduría, paz, amor, equilibrio.


Déjame ser muy específica en esto. Nada escapa a este principio. Por eso es principio, por eso es ley. NO EXISTE NADA, NADA, que pueda ser una excepción porque sería decir que es más grande que el principio mismo, que está por encima de las leyes que lo rigen todo y que se encargan de que todo funcione en perfecta armonía. Cualquier cosa que tú puedas decir: esto no es así, porque de verdad que en este caso es la realidad, está científicamente comprobado, FALSO. La ciencia corrobora muchas cosas mediante la estadística y los estudios correspondientes a cada caso, pero ¿de dónde surgen las cifras que a la final permiten que los científicos saquen conclusiones determinantes sobre algo?


Veamos un ejemplo: "Comer mucho engorda". Podría decirse que la mayoría está de acuerdo con que esto es una realidad y nada que hacer, con principio de mentalismo o sin principio de mentalismo esto será así siempre. A esta conclusión se llega porque tras evaluar a muchas personas, más el conocimiento de los temas calóricos, biológicos, digestivos etc. etc. etc., muchas de esas personas que comen en exceso, precisamente engordan. Pero entonces ¿Qué es lo que hace la diferencia, en aquellas que comen en exceso y nunca suben de peso? entonces entramos con otros supuestos sobre el metabolismo, genética etc., y ¿Qué es lo que hace la diferencia para que una persona o incluso varias generaciones en una familia, tengan o no, buen metabolismo? si seguimos yendo hacia atrás, la respuesta siempre es mental.


Otro ejemplo, si vives en una ciudad calificada como una de las más inseguras del mundo, según estadísticas, dirías: es absurdo tratar de decir: "yo vivo en una ciudad muy segura, porque no lo es, sería ser poco realista". ¡EXACTO! si te empeñas en calificar la realidad como ahora la ves, en lugar de como la quisieras ver, siempre será tu realidad. Si comienzas a afirmar: "vivo en una ciudad segura, puedo confiar en la gente". Tus vibraciones sólo te permitirán conectar con situaciones en las que estés seguro y no vivas episodios desagradables, PUES NO HAY MANERA DE QUE EXPERIMENTES EN TU REALIDAD, LO QUE NO ENCUENTRE SU CORRESPONDENCIA EN TU MUNDO INTERIOR. Así habrás creado para ti una ciudad segura, unos vecinos en quienes puedes confiar, no importa en dónde estés, puedes ir en tu carro o caminando sin ningún temor.


Así que: cuida tus pensamientos porque te convertirás en ellos, lo han dicho por milenios los grandes avatares, genios, y seres humanos que han dejado un legado importante en el mundo. Comienza por aclarar cuál es la realidad que quieres vivir, y antes de pretender que llegue por casualidad o por arduo trabajo, piensa y actúa como si esa ya fuera la realidad que efectivamente vives. Recuerda, es ley de vibración y resonancia. Lo que está en tu vida está en ella porque vibra en tu misma frecuencia. Eres como una antena, sintonizas en el universo la señal que envías a el. Encárgate de vibrar en la frecuencia de lo que quieres sintonizar, y esto se logra primero que nada, con tus pensamientos.



EJERCICIO


  1. Cuando te descubras teniendo un pensamiento negativo repite:

"No lo acepto, no lo quiero para mi ni para nadie, le quito poder".

Dilo de manera tranquila, sin gritar, de manera suave, como sintiéndote en paz con ello.


Acto seguido, polariza tu mente en el lado positivo de lo que pensaste inicialmente. Por ejemplo, si pensaste, "otra vez estoy corto de dinero", tras hacer el anterior decreto, piensa y di: "Yo soy abundante, el dinero fluye fácilmente hacia mí, merezco vivir en riqueza, es mi derecho divino porque soy parte de este universo abundante".


2. Cuando estés cerca de alguien que esté diciendo cosas negativas: sin necesidad de entrar a discutir o tratar de hacer entender a la persona que está equivocada, tú sólo repite mentalmente el decreto del punto 1. De esta manera, evitas que el concepto se cristalice aún más en tu subconsciente. Amablemente trata de cambiar el tema, evita a toda costa entrar en la sintonía del otro reafirmando sus ideas, pues lo que harás, será fortalecer ese circuito neuronal para ti.

53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page